Sepa & Diario El Peso
 
Inicio
Editoriales
Fragmentos Inolvidables
Artículos
Antología
Novedades
Bibioteca
Trece Misterios
Pensamientos
Música

Una Obra de Stephen Jay Gould

El Pulgar del Panda

[“El Pulgar del Panda”- Comentado por Silvio Dall'Ara] Vulgarizada antes que divulgada, la Teoría de la Evolución fue motivo de intensos debates, no siempre académicos, desde 1859, año en el que Charles Darwin publicó “El origen de las especies”. Circunscripta esta teoría por su autor al campo de la biología, fue concebida con los rigores de una hipótesis de trabajo, sujeta a comprobaciones y eventuales rectificaciones.

Entérese en Wikipedia


Stephen Jay Gould


Edward o. Wilson


Teoría de la Evolución


El origen de las especies


Alfred Russell Wallace


Samuel Wilberforce

Fue una síntesis de una vasta investigación, que Darwin publicó urgido por sus colegas ante la aparición en 1855 de una breve memoria de Alfred Russell Wallace que anticipaba la idea de la evolución. Aunque fue presentada como una aproximación más al conocimiento de la naturaleza y no como un dogma irrefutable, tuvo verdaderos apóstoles y detractores que sobrepasaron sus límites hasta la tergiversación. Despertó fascinación y generó actitudes desconcertantes, paradojas y equívocos.

Recordemos a Samuel Wilberforte, Arzobispo de Oxford quien desacreditó las ideas evolucionistas confrontándolas con una interpretación literal del Génesis. Un siglo después, el Sacerdote Jesuita Teilhard de Chardin intentó reconciliarlas con la Teología y Dios en su obra “Le Phenomén Humain”.

Surgida en la Inglaterra Victoriana la teoría fue inicialmente rechazada por los sectores más conservadores de la sociedad de su tiempo, más ello no impidió que con posterioridad fuera desvirtuada para nutrir con sus argumentos, los fundamentos y justificaciones de la política colonial inglesa, financiada por aquellos mismos sectores conservadores que hicieron gala de un etnocentrismo retrógrado que los colocaba en la cima de una supuesta pirámide cultural.

Simultáneamente sedujo de tal manera a los movimientos obreros de fines del siglo XIX que Karl Marx quiso dedicar su obra “El Capital” a Darwin, homenaje que éste declinó amablemente.

El siglo XX no escapó a la confusión. En Harvard, alrededor de 1970 el biólogo Edward O. Wilson basándose en una otra interpretación de la obra de Darwin postuló la inexistencia de la unidad de la Especie Humana justificando de esta forma las diferencias entre “las razas” y “las culturas. Parte de estos conceptos inspiraron dogmas, que alrededor de la década del 90 del siglo pasado identificaban a la inquietante “Nueva Derecha Americana”. Convertida la Teoría de la Evolución en uno de los paradigmas de nuestro tiempo, su comprensión y evaluación se ha visto dificultada ante tanta polución conceptual.

En este escenario podemos apreciar la tarea de importantes divulgadores entre quienes se destaca Stephen Jay Gould que ha contribuido a “desmalezar” el terreno de la especulación científica seria frente a tanta producción pseudocientífica interesada en justificar ideas políticas sin asidero científico. “El Pulgar del Panda” (ISBN 978-84-7423-637-8) es una recopilación de artículos realizada en 1980 que abordan algunos aspectos de la Teoría de la Evolución, publicados anteriormente en la revista “Natural History”. Fallecido prematuramente en el año 2002, éste paleontólogo biólogo e historiador de la ciencia ha dejado importantes contribuciones a la literatura de divulgación científica, entre las que se destaca un valiente y controvertido libro titulado “La falsa medida del hombre” (ISBN 84-8432-456-7) y además otra publicación titulada “La estructura de la teoría de la evolución: El gran debate de las ciencias de la vida, la obra definitiva de un pensador crucial” (The Structure of Evolutionary Theory. Cambridge MA: Harvard Univ. Press-Tusquest 2004 ISBN 84-8310-950-6).

Siguiendo una tradición antes respetada, entre otros por y Jacob Bronowsky y Julian Huxley con un humanismo cercano al espíritu renacentista, Gould nos ofrece elementos para reflexionar y comprender al evolucionismo desde la perspectiva del biólogo pero aventurando sus posibles influencias sobre otras ramas del conocimiento.

Podemos dispensar a la literatura de todo propósito que no fuera el mero placer estético de la lectura pero la divulgación, para ser tal, debe sujetarse a los precisos límites y reglas que impone la disciplina tratada. Rigor intelectual en una espléndida lectura es lo que encontramos en “El Pulgar del Panda”.
(Comentado por Silvio Dall'Ara)

 

 

 

 

OTROS ARTÍCULOS

Comentario del libro de Abel Posse
"Los Demonios Ocultos"

[“Los Demonios Ocultos”- Comentado por Silvio Dall’Ara] Los últimos estertores del III Reich, la diáspora de los criminales de guerra, Argentina como una de las metas elegidas. Éste es el escenario en el que Abel Posse desarrolla esta narración, que comenzó a imaginar en 1971 y recién publicó en 1987. ...Ir al artículo

Comentario del Libro de Louis Jean Calvet
Historia de la Escritura

[Comentado por Silvio Marcelo Dall’Ara] El acto de escribir reflejó a lo largo de la historia humana, los esfuerzos por evitar el desvanecimiento de la palabra y de su memoria. Aquellos lejanos sonidos con sus significados se fueron perdiendo con el transcurso del tiempo ...Ir al artículo

La Falsa Medida del Mundo
[Tercer Misterio]

Gerardus Mercator, había nacido el año 1512, con el nombre más prosaico de Gerard Kremer, en la casa de un zapatero en el pequeño poblado de Rupelmonde de Flandes, unos meses antes ...Ir al artículo

El Extraño Destino de Níkola Tesla
[Segundo Misterio]

A comienzos del siglo XX [1901], un grupo de buzos, pescadores de esponjas, encontró en forma accidental a 40 metros de profundidad, los restos de un naufragio, en las cercanías de la isla griega de Antikhitera ...Ir al artículo

La Antigua y Misteriosa Máquina de Antikhitera
[Primer Misterio]

A comienzos del siglo XX [1901], un grupo de buzos, pescadores de esponjas, encontró en forma accidental a 40 metros de profundidad, los restos de un naufragio, en las cercanías de la isla griega de Antikhitera ...Ir al artículo

Diario El Peso - Editado por S.E.P.A. [Servicios Editoriales Periodísticos Argentinos] - República Argentina

Registro de Propiedad Intelectual I.N.P.I - Nº Ac. 2883918 (s.r.m.)

Contactos: redaccion@diarioelpeso.com - publicidad@diarioelpeso.com - suscripcion@diarioelpeso.com