Viernes 06/11/2009
....................................................................................................................
Volver a Edición Actual
el peso
Inicio
Editorial
Medio Ambiente
Internacional
Homenaje II
Conocimiento
Médicos sin Fronteras
Opinión

El Chagas Afecta a Pobres y No Interesa a la Industria Farmacéutica

[MSF-Buenos Aires/ Diario El Peso] Gemma Ortiz, Responsable para las Enfermedades Olvidadas de MSF en Barcelona está de visita en Buenos Aires para participar de la Semana de Eventos sobre el Chagas que la oficina de MSF en Argentina organiza entre el 3 y el 8 de noviembre.

MSF habló con Gemma sobre las características de esta enfermedad, endémica en muchos países de América Latina, que causa 14.000 muertes cada año y afecta a entre 10 y 15 millones de personas. Gemma está coordinando la Campaña Internacional que MSF lleva a cabo sobre el Chagas, en consonancia con el centenario del descubrimiento de la enfermedad, que se conmemora este año.


En primer lugar, ¿por qué hablamos de una enfermedad silenciosa y olvidada?
Porque, al igual que otras afecciones como la leishmaniasis y la enfermedad del sueño africana, el Chagas suele afectar a las poblaciones más pobres, y por lo tanto no despiertan el interés del mercado farmacéutico para invertir en más investigación y desarrollo. Por tratarse de una enfermedad asociada a la pobreza extrema y a los contextos rurales, durante décadas, el Chagas ha quedado excluido de las agendas de los sistemas públicos de salud, de la industria farmacéutica y de los medios de comunicación.


La enfermedad de Chagas está directamente relacionada con las precarias condiciones de vida de quienes la padecen: deficitario acceso a servicios de agua y saneamiento, insuficiencias en educación, inadecuado acceso a servicios de salud y, sobre todo, las malas condiciones de las viviendas. Así, las voces de los enfermos no llegan hasta los Gobiernos que deberían responder a este problema de salud pública, ni hasta las compañías farmacéuticas que podrían investigar y desarrollar nuevos medicamentos.


Por eso, desde Médicos Sin Fronteras decimos que el Chagas ha sido durante 100 años, desde su descubrimiento, una enfermedad silenciosa. Muchas de las personas infectadas con Chagas siguen ignorando que están enfermas, mueren sin saber de qué y en silencio. Por lo tanto, al cumplirse el centenario del descubrimiento de la enfermedad, desde la Campaña que MSF lleva a delante, planteamos que “es hora de romper el silencio”.


¿Qué es el Chagas?
El Chagas es una enfermedad infecciosa causada por el parásito Trypanosoma Cruzi. Durante años, la enfermedad puede no presentar ningún síntoma, así que muchas personas no saben que están infectadas. Sin embargo, al cabo de 10-20 años, un 30% de las personas infectadas con el parásito desarrollará lesiones graves, principalmente en el corazón y en el intestino, que pueden causar la muerte.


¿Y cómo es que se adquiere la enfermedad?
La principal vía de transmisión es a través del vector (el insecto que transmite el parásito), conocido como vinchuca (o chinche picuda, según la zona geográfica), que vive en las viviendas de adobe, ramas y paja, y sale de noche para alimentarse de sangre. Cuando la vinchuca portadora del parásito pica a una persona deposita heces en la piel. Si la persona se rasca o se frota los ojos o la boca después de haber tocado las heces, los parásitos pueden pasar a su flujo sanguíneo. El Chagas también puede transmitirse por transfusiones de sangre, de madres a hijos durante el embarazo y, con menos frecuencia, a través de transplantes de órganos o por la ingesta de alimentos contaminados. No se transmite por contacto directo con personas infectadas.


¿Cómo se diagnóstica?
Actualmente existen pruebas rápidas de diagnóstico pero cuando dan positivo, el diagnóstico necesita confirmarse con dos pruebas de laboratorio. Así que hace falta contar con laboratorios para obtener el diagnóstico. Como en muchos momentos la enfermedad no presenta síntomas, la detección activa de casos debe ser una prioridad en los programas de lucha contra el Chagas. Y esto debería poder realizarse también a nivel de la salud primaria.

¿Cómo se trata?
Actualmente sólo existen dos medicamentos para combatir el Chagas: el benznidazol y el nifurtimox. Ambos fueron desarrollados hace más de 35 años y en investigaciones no específicamente destinadas al Chagas. Ninguno está adaptado para su uso pediátrico (hay que partir las pastillas de los adultos para ajustar las dosis de los niños) ni puede usarse en mujeres embarazadas.


Las tasas de curación alcanzan casi el 100% en recién nacidos y lactantes. Sin embargo, en niños mayores, adolescentes y adultos sólo rondan el 60% ó 70% y pueden tener múltiples efectos secundarios, por lo que deben tomarse bajo supervisión médica. Esto implica hacer un seguimiento semanal por parte de personal sanitario formado.


Hasta hace algunos años se pensaba que el tratamiento sólo era efectivo en los niños más pequeños y no en adultos. Sin embargo, los resultados de recientes estudios demuestran que sí es posible tratar a adultos, incluso cuando el corazón o el aparato digestivo están levemente afectados (formas clínicas iniciales de la fase crónica). Como el tratamiento provoca con más frecuencia efectos secundarios en las franjas de más edad, los médicos han sido reacios a administrar la medicación por miedo a las consecuencias pero MSF ha demostrado que los efectos secundarios son manejables.

¿Qué propone MSF a través de su Campaña Internacional sobre el Chagas?
MSF apela a los Gobiernos de los países endémicos a que incrementen el uso de los diagnósticos y tratamientos existentes. ¡La lucha contra el Chagas debe centrarse en los pacientes!
Históricamente, los programas de lucha contra el Chagas se han centrado en la prevención y el control vectorial. Esta parte es importante pero no suficiente. Ahora, sabiendo que la mayoría de los infectados por el parásito se pueden tratar, es necesario incluir el diagnóstico y el tratamiento en estos programas. Integrar el diagnóstico y el tratamiento en las estructuras de salud primaria facilitaría el acceso de los enfermos a la atención que necesitan. MSF también subraya la necesidad urgente de nuevas herramientas para luchar contra el Chagas. Queremos: mejores pruebas de diagnóstico; tratamientos más efectivos y menos tóxicos, una prueba de curación.

 

MSF junto a la Escuela de la Bomba de Tiempo en Plaza Francia

© Anna Surinyach


En el marco de su Campaña Internacional sobre el Chagas, la oficina en Buenos Aires de la organización médico-humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) invita a participar de los eventos musicales “Ayudanos a Romper el Silencio!” con CERBA, Escuela de La Bomba de Tiempo, el sábado 7 de noviembre a las 17 hs. y el domingo 8 de noviembre a las 13 hs. en Plaza Francia, Ciudad de Buenos Aires. La participación es libre y gratuita. Contribuirán a romper el silencio sobre el Chagas los siguientes grupos de la Escuela de La Bomba de Tiempo:
Ensemble Samba & Reggae
Sábado 7 de noviembre. Horario: a partir de las 17 hs. Escuela de La Bomba de Tiempo
Domingo 8 de noviembre. Horario: a partir de las 13 hs. Lugar: Plaza Francia (Av. Del Libertador y Pueyrredón), Buenos Aires. Estas actividades musicales combinarán ritmo, improvisación musical e interacción con el público junto con distribución de información por parte del equipo de MSF para concienciar sobre esta enfermedad olvidada. Los eventos forman parte de la semana de eventos “Chagas: es hora de romper el silencio”, que incluyen una exposición fotográfica en el Centro Cultural Recoleta, que podrá ser visitada hasta el 8 de noviembre.

 

Diario El Peso - Editado por S.E.P.A. [Servicios Editoriales Periodísticos Argentinos] - República Argentina

Registro de Propiedad Intelectual I.N.P.I - Nº Ac. 2883918 (s.r.m.)

Contactos: redaccion@diarioelpeso.com - publicidad@diarioelpeso.com - suscripcion@diarioelpeso.com