Marzo 2017
.......................................................................................................................
el peso
Argentina II
 
 
 

Macri, Medios, Mentiras y… ¿Cambio?

La impostura de Diario de Irygoyen

[FV] Para muchos analistas y políticos, incluso algunos que apoyaron al oficialismo, el Presidente Argentino Mauricio Macri ha ofrecido en la sesión inaugural del período de sesiones 2017 del Parlamento argentino, un discurso anodino y plagado de lugares comunes, que no ha podido ocultar la seguidilla de escándalos de corrupción que salpican a su gobierno y que ha tratado de minimizar mediante el recurso de “reconocer el error” para luego dar marcha atrás al menos retóricamente.

Lo que en un primer momento fue interpretado como una virtud (la prensa había destacado sus modales y flexibilidad); con el tiempo, ante la falta de resultados que se traduzcan en mejoras concretas para la población y cumplido ya el primer año de gobierno, esta actitud de reconocimiento es vista como cinismo. Un importante sector de la sociedad ha comenzado a evaluar negativamente a un gobierno que apoyó inicialmente con un alto grado de aceptación que llegó en los primeros meses a orillar el 60% de opiniones positivas.

Basta recordar que, antes de cumplir los primeros 100 días de mandato y en tan sólo cinco días hábiles la empresa propiedad en un 50% de Nicolás Caputo amigo íntimo del Presidente Macri, recibió licitaciones por casi $300.000.000. (trecientos millones de pesos). Sumó pre-adjudicaciones por $ 285.779.756,63. En las tres pre-adjudicaciones se presentaron las mismas compañías: Indaltec, Mejores Hospitales y SES S.A. En los tres casos declararon inadmisibles las ofertas de otras compañías, conforme informara uno de los dos diarios económicos más importante de Argentina El Cronista Comercial

El último día como jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri le otorgó a esa misma firma una serie de obras por otros $ 94 millones y en los ocho años como Jefe de Gobierno obtuvo licitaciones por $1400.000.000 millones de pesos. Macri había asegurado que no beneficiará a las empresas de su amigo íntimo. El Cronista informó que, en el mercado descuentan que a Caputo le va a ir bien durante la gestión actual, al punto que la cotización bursátil de la compañía se incrementó siete veces respecto el valor de enero de 2015 y fue la mejor inversión desde enero a mayo de 2016.

Sumado a este primer escándalo (que pasó desapercibido en virtud de las denuncias contra la administración anterior); otro escándalo internacional por lavado de dinero de empresas “Off Shore” constituidas en Panamá que primero habría sacado a la palestra nombres vinculados al empresario Cristóbal López (muy allegado al Kirchnerismo), terminó descubriendo la existencia de empresas “off shore” pertenecientes al Presidente Mauricio Macri y a su familia. Esta cuestión tampoco ha sido debidamente aclarada.

Seguidamente, la denuncia internacional por coimas y corrupción en contra la constructora “Odebrecht” también repercutió en Macri, dado que un operador financiero y cambiario brasileño condenado por la justicia de su país -por su rol en la investigación “Lava Jato”- transfirió más de medio millón de dólares a una cuenta del actual titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, -según informara detalladamente la investigación del periodista del diario “La NaciónHugo Alconada Mon-.

También pesan sospechas en el mismo caso que afectan el empresario Ángelo Calcaterra -primo del Presidente Macri y quien se hizo cargo de los negocios familiares cuando aquel asumió la presidencia- y por último (para enumerar sólo las que trascendieron a la prensa local) el “correogate” con el que se intentó favorecer al padre del Presidente argentino involucraba una quita de $4000.000.000 de pesos, sobre la deuda que su empresa tiene con el Estado, según informó el Cronista Comercial.

Sin perjuicio de que, la mayoría de los medios argentinos al inicio del nuevo gobierno se hicieron eco de las denuncias de corrupción y escándalos que afectaron al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner en su último mandato; poco a poco la atención de la opinión pública argentina ha ido girando hacia los resonantes casos antes mencionados y otros análogos, poniendo en graves dificultades a comunicadores y periodistas que, -olvidando la neutralidad del periodismo-, apostaron por la nueva gestión transformándose casi en voceros del nuevo gobierno.

Entérese en Wikipedia

Panamá Papers
Panamá Papers

Panamá Papers y Macri
Panamá Papers y Macri

Nicolás Caputo
Nicolás Caputo

Grupo Macri
Grupo Macri

Correo Argentino
Correo Argentino

La reacción de los medios ha empezado a vislumbrarse, dado que, a medida que los escándalos fueron más difíciles de ignorar, la audiencia empezó a acompañar a periodistas y diarios que reflejaban los mismos, desfavoreciendo a los que se limitaban a imitar al conocido “Diario de Irigoyen”.

Cuenta la leyenda que, durante el segundo mandato del ex presidente radical Hipólito Yrigoyen (1928-1930), se habría creado un diario ficticio en el que el presidente sólo podía leer aquellas “buenas noticias” redactadas por su entorno. Desde luego, aquella información que se le proporcionaba no correspondían a la realidad. La leyenda del “Diario de Yrigoyen” continúa vigente. Más allá que esta historia al parecer fue sólo una leyenda sin asidero real inventada por los golpistas del momento; en la actualidad ha servido para identificar a los medios que no profundizan las noticias, evitan hablar sobre determinados temas y se encargan de llevar a cabo una agenda bastante ligera.

En un año electoral como lo es el 2017, el gobierno ya no puede exhibir transparencia ni la honestidad que pregonaba en sus funcionarios (hay más ministros y funcionarios procesados en el actual gabinete que en el de Cristina Fernández de Kirchner), ni éxitos económicos que se traduzcan en una mejora para la sociedad.

Su retórica directamente ignora que la inflación se ha escapado de las manos, que la pérdida de trabajo está llegando a niveles sin retorno con las actuales políticas, que el endeudamiento público ha subido exponencialmente superando los 50.000 millones de dólares (récord histórico en Argentina), que existen graves dificultades para afrontar próximos vencimientos de la deuda, que la balanza de pagos interna corre grave riesgo de entrar en cesación de pagos, que la obra pública está estancada (Plan Belgrano, Plan Patagonia) y no reflejan intereses de la población sino el de grandes grupos concentrados cercanos al gobierno, cuyas operaciones no tuvieron la suficiente publicidad ni transparencia.

A ello debe agregarse que la sociedad está acechada por una violencia sin parangón que ha superado en números a la de la última década, que no se ha podido controlar ni a la delincuencia común, ni al crimen organizado y que –finalmente-, una economía recesiva está multiplicando el cierre de fábricas pequeñas y medianas provocando un importante incremento de la desocupación y la pobreza (que ya afecta a más de la mitas de la población).

Ante esta esta realidad, la reacción del gobierno es nula, inexistente, salvo el reconocimiento que en ruedas de prensa o en el discurso parlamentario hace el presidente sobre su “preocupación” por la pobreza y su deseo de alcanzar la “pobreza cero”, mientras alterna con la realeza española.

Cada vez menos gente cree en “la necesidad de haber realizado el ajuste” o en “la pesada herencia” recibida.

Frente a este panorama y a escasos meses de las elecciones intermedias en las que se definen diputados, senadores y algunas gobernaciones, la oposición aparece dividida entre el kirchnerismo fiel a la ex presidenta Cristina Fernández (que tiene un núcleo duro de adhesiones que se estima entre un 25 y 30%), un sector peronista no kirchnerista (vinculado a la derecha sindical), que no alcanza a hacer pie en el territorio pero que tiene suficiente poder de fuego como para haber sido muy útil y funcional a Mauricio Macri en las elecciones pasadas; el ex candidato presidencial Sergio Massa que está tejiendo una alianza con sectores del pan radicalismo (Margatita Stolbizer) pero que no pudo posicionarse como una alternativa opositora cierta al actual gobierno (por el momento diluyó su influencia electoral con posiciones ambiguas) y un sector peronista más de izquierda que fue contenido por el kirchnerismo, aunque no aparece como necesariamente verticalista (representado por Florencio Randazzo y algunos intendentes y dirigentes del conurbano bonaerense como Julián Domínguez) cuya proyección electoral parece interesante, pero por el momento depende de algunas definiciones todavía pendientes de Florencio Randazzo y del apoyo de otros sectores del peronismo.

Si las elecciones fueran en marzo las proyecciones proponen un resultado con un oficialismo cada vez más debilitado, que en el mejor de los casos, obtendría un 20% en un electorado atomizado entre varias fuerzas, que eventualmente lo superarían por pocos puntos, en lo que se interpretaría al menos como un triple o cuádruple empate. Ha trascendido que el presidente intenta polarizar la elección entre la figura de Cristina Kirchner (que no ha definido si será candidata) y la propia (que ya le ha dado resultados cuando ganó la presidencia); pero no ha calculado que las circunstancias son diferentes a las de aquel entonces y que el desgaste acumulado en apenas un año, supera con creces al que tenía la ex presidente después de 12 años de kirchnerismo y a la que apenas pudo superar por menos de dos puntos.

Transcurriendo ya el segundo año de mandato, el gobierno parece haber agotado el recurso mediático de apoyarse en la corrupción de la gestión anterior al ser indisimulable la propia y, al no mostrar resultados palpables para la población, los pedidos de “paciencia” y “aguante” son cada vez menos tolerados. Gane o pierda sea quien fuere que lo haga, al parecer no va a obtener resultados contundentes si se mantienen las condiciones imperantes al momento actual. Curiosamente estas elecciones (que podrían ir definiendo a los posibles candidatos presidenciales para el 2019), más que una lucha entre adversarios es una lucha contra sí mismo de cada sector político argentino. El oficialismo y Mauricio Macri contra su propia ineptitud y corrupción y los todos sectores opositores en contra de su propia incapacidad para reconvertirse y posicionarse como una opción válida para el futuro.

Es por ello que, por el momento, la opción para octubre es que todos pierdan y quien obtenga más votos logre apenas una débil primera minoría, como si la única opción fuera perder de la manera más decorosa posible.

 

 

suscripción

 

 

 

OTROS ARTÍCULOS

[26-01-2017]
Números Fríos, Deuda Caliente

[FV] El aumento de los precios de los combustibles ocurrido en enero de 2017 del 8% (hubo provincias en las cuales el precio fue superior), los aumentos de los servicios de luz y agua que se prevén también a partir de enero ...Ir al artículo

[12-12-2016]
Argentina un País Vaca Lechera

[FV] Mientras el país se enfrasca en la discusión por el impuesto a las ganancias -que el actual gobierno neoliberal de la coalición que encabeza Mauricio Macri prometió irresponsablemente poco menos ...Ir al artículo

[23-11-2016]
Inteligencia oscura

[Agencia TSS - Matías Alonso] “¿Queremos darles más poder a instituciones con antecedentes problemáticos?”, preguntó Edward Snowden, el experto en informática que denunció las prácticas ilegales de espionaje ...Ir al artículo

[23-11-2016]
Números Negativos

[FV] A pesar que en el hemisferio sur el próximo 21 de diciembre -día del solsticio de verano- empiezan los días cálidos, tanto la política como la economía Argentina, no parecen acompañar ....Ir al artículo

[29-02-2016]
Los 100 días de Macri

[FV] Cumplidos los primeros 100 días del gobierno de Mauricio Macri, las primeras evaluaciones de su gestión indican un apreciable descenso en la aceptación de la población, especialmente de los sectores que, disgustados ...Ir al artículo

 

ARTÍCULOS RECIENTES

- Nueva Bacteria en la Antártida

- El Verdadero Tesoro del ARSAT-3

- La "Cooperación" en Propiedad intelectual: ¿A quién protegen?

- ¿Cuál es la Lección de Hiroshima?

- Preocupantes Burbujas de Gas en Siberia

- ¿Litio para qué?

- Frases Destacadas

- Nueva Especie de Mamífero en la Antárida

- Diario de los Libros

- Ciencia Argentina: Perspectiva Desdibujada

- Evento Planetario: Iceberg de un billón de toneladas se desprende de la Antártida

- ¿Un Gigante Inofensivo?

- Homenajes Musicales

- La Falsa Medida del Mundo

- Mester de Juglaría

- Ex-Libris

 

 

Diario El Peso - Editado por S.E.P.A. [Servicios Editoriales Periodísticos Argentinos] - República Argentina

Registro de Propiedad Intelectual I.N.P.I - Nº Ac. 2883918 (s.r.m.)

Contactos: redaccion@diarioelpeso.com - publicidad@diarioelpeso.com - suscripcion@diarioelpeso.com