Junio/Julio 2017
.......................................................................................................................
Estados Unidos
 
 
 

Estados Unidos: Tasas altas matan recuperación

Interest Rates

(Ellen Brown p/ SEPA): Las tasas de interés más altas triplicarán el interés sobre la deuda federal a 830.000 millones de dólares anuales para 2026, afectarán a los trabajadores y los votantes jóvenes y podrían quebrar más del 20% de las empresas estadounidenses, según el FMI. La medida no es necesaria para contrarrestar la inflación y muestra que la Fed está operando desde el modelo equivocado.

En respuesta a la presión presidencial, se espera que la Reserva Federal suba las tasas de interés esta semana por tercera vez desde noviembre del 1% al 1,25%. Pero como se señala en The Guardian en un artículo de marzo de 2017 titulado “Trump está listo para ganar la batalla sobre las tasas de interés, pero la economía de Estados Unidos pagará el precio”:

Un aumento, por pequeño que sea, acentuará la presión sobre los votantes más jóvenes y algunas de las comunidades más pobres que votaron por él y que dependen del crédito para sobrevivir. Más importante aún para su programa económico, las tasas de interés más altas en los Estados Unidos actuarán como un pote de miel para los inversores extranjeros. Absorber efectivo en el extranjero tiene un precio que se traduce en un dólar caro y en el empeoramiento de la balanza comercial (…) Podría socavar su llamado a la repatriación de las fábricas a los estados en las que cerraron si las mercancías cuestan un 10% o un 20% más para la exportación.

En su informe de la Estabilidad Financiera Global de abril, el Fondo Monetario Internacional emitió otra grave advertencia: los aumentos de interés proyectados podrían empujar a un 22% de las corporaciones estadounidenses al default. Tal y como se mencionó en Zero Hedge, “tal vez fue esto lo que Gary Cohn explicó a Donald Trump antes de la reciente entrevista del presidente con el WSJ en la que admitió que de repente prefiere menores costos de interés”.

Pero la Fed no se detuvo y va a todo vapor. Además de elevar la tasa de los fondos federales proyectando un 3,5% para el año 2020, está planeando deshacer sus masivas tenencias de valores federales a partir de septiembre. El aumento de los tipos de interés beneficia a las instituciones financieras, debido a un acrecentamiento en el interés de sus reservas y los márgenes netos de intereses (la diferencia entre lo que cobran y lo que pagan a los depositantes). Pero los costos de los préstamos para todos los demás aumentarán (las tasas de los préstamos estudiantiles serán mayores en julio), y el más afectado será el propio gobierno federal. Según un informe de Deloitte University Press reeditado en el Wall Street Journal en septiembre de 2016, se espera que la factura de intereses del gobierno se triplique, de 255 mil millones de dólares en 2016 a 830 mil millones de dólares en 2026.

Entérese en Wikipedia

Reserva Federal
Reseva Federal

Inflación
Inflación

ICP
ICP

La Reserva Federal devuelve el interés que recibe al Tesoro después de deducir sus costos. Eso significa que si, en lugar de descargar sus valores federales en el mercado, fuera a utilizar su herramienta de flexibilización cuantitativa para transferir toda la deuda federal a su propio balance, el gobierno podría ahorrar $ 830 mil millones en intereses anualmente, casi lo suficiente para financiar El plan de infraestructura de billones de dólares del presidente cada año, sin aumentar los impuestos ni privatizar los activos públicos.

Eso no es una idea de "pie-en-el-cielo". Japón lo está haciendo, sin provocar inflación. Como señaló el gerente de fondos Eric Lonergan en un artículo de febrero de 2017, “El Banco de Japón está en el proceso de poseer la mayor parte de su propia deuda pendiente (actualmente posee alrededor del 40%)”. Cuarenta por ciento de la deuda nacional de Estados Unidos sería de 8 billones de dólares, tres veces la cantidad de títulos federales que la Fed tiene ahora como resultado de la flexibilización cuantitativa. Sin embargo, el Banco de Japón, que en realidad está tratando de generar algo de inflación, no puede obtener un índice porcentual de inflación por encima del 0,2 por ciento.

Los peligros de operar en el modelo incorrecto: El informe de Deloitte pregunta

Dado que el impacto anticipado de las tasas de interés más altas implica un crecimiento más lento, la pregunta es: ¿por qué la Fed actuaría a propósito para desacelerar la economía? Vemos por lo menos dos razones. En primer lugar, la Fed necesita elevar las tasas para que tenga espacio para bajarlas cuando ocurra la próxima recesión. Y segundo, actuando pronto, la Fed probablemente espera sofocar la presión inflacionaria antes de que empiece.

Se aumentan las tasas para prevenir la recesión que esta política desencadenará y se puede corregir mediante un nueva reducción de tasas… ¿Es así en realidad? ¿Y de qué inflación estamos hablando? El Índice de Precios al Consumidor ni siquiera ha alcanzado la meta de 2% de la Fed. Históricamente, cuando las tasas de interés se han elevado en períodos de crecimiento tibio, el resultado ha sido desencadenar más recesión. Entonces, ¿Para qué elevarlas? Como se observa en un editorial del 2 de junio en The Financial Times titulado “El impulso innecesario de los mayores costos de los préstamos”:

En este contexto, la aparente determinación de la Fed en particular para proseguir con el aumento de los tipos de interés parece un poco peculiar. Habiendo creado las expectativas de que es probable que apriete la política con tres aumentos de 0,25 a lo largo de 2017, la Fed está actuando más como una parte de un contrato que siente la necesidad de cumplir sus términos, antes que como un banco central que toma los datos tal como son. [Énfasis añadido.]

En los seis meses transcurridos desde que el Presidente Trump fue elegido, la Fed ha proseguido con dos alzas de tasas y está procediendo con una tercera, evidentemente sólo porque dijo que lo haría. Los inversionistas con bonos impacientes se quejan de que han encontrado una excusa tras otra para posponer la “normalización” que prometió cuando las condiciones del mercado “se estabilicen”. En su campaña presidencial, Donald Trump atacó a Janet Yellen personalmente por mantener las tasas bajas, poniendo su carrera en peligro. Ella ahora lo ha conseguido, evidentemente para restaurar la credibilidad menguante de la Fed y salvar su trabajo. Pero la pregunta es, ¿Por qué la Fed prometió estas medidas de normalización en primer lugar? Como el entonces presidente Ben Bernanke explicó su “estrategia de salida” en 2009:

En algún momento, (…) Como la recuperación económica se lleva a cabo, tendremos que ajustar la política monetaria para evitar la aparición de un problema de inflación en el futuro (…) Los bancos actualmente tienen grandes cantidades de exceso de reservas en la Reserva Federal. A medida que la economía se recupera, los bancos podrían encontrar más rentabilidad siendo más agresivos en el préstamo de sus reservas, lo que a su vez produciría un crecimiento más rápido con márgenes más amplios de dinero y crédito que, en última instancia, conduciría a presiones inflacionarias.

La Fed evidentemente cree que el banco central necesita endurecer la política monetaria (elevar las tasas de interés y vender sus tenencias de bonos de nuevo al mercado) debido a las masivas “reservas excedentes” de los bancos (que actualmente suman 2,2 billones de dólares). En la economía, la expansión de la oferta monetaria va de la mano con el desencadenamiento de la hiperinflación. Lo que, como lo pone David Stockman, demuestra lo desorientados que pueden estar los bancos centrales más poderosos del mundo en asuntos bancarios y financieros.

Los bancos no prestan sus reservas: No hay que temer que los bancos descarguen sus reservas excedentes en el mercado y creen “presiones inflacionarias”, porque los bancos no prestan sus reservas en el circuito comercial. No lo hacen porque no pueden. Lo único que se puede hacer con dinero de cuenta de reserva de un banco es levantar cheques o prestar reservas a otro banco. Las reservas nunca salen del sistema de reservas, que es simplemente un mecanismo de compensación establecido por el banco central para facilitar el comercio entre los bancos. Técnicamente, los dólares dejan el sistema cuando un depositante retira dinero del banco en efectivo; Pero tan pronto el dinero se gasta y se vuelve a depositar, las Notas de la Reserva Federal vuelven al sistema bancario y vuelven a ser reservas.

No sólo los bancos no prestan sus reservas comercialmente, sino que no prestan sus depósitos. Los bancos crean depósitos cuando hacen préstamos. Como han reconocido los investigadores del Banco de Inglaterra, el 97% de la oferta monetaria del Reino Unido se crea de esta manera y las cifras estadounidenses son similares. Los bancos no necesitan reservas ni depósitos para hacer préstamos y puesto que ahora están inundados de reservas, tienen poco incentivo para pagar intereses sobre los depósitos de “ahorradores”. Si no tienen suficientes depósitos de entrada al final del día hábil para equilibrar sus cheques salientes, pueden tomar prestado durante la noche en el mercado de fondos federales, donde los bancos se prestan reservas mutuamente.

Al menos lo hacían. Pero desde que la Fed comenzó a pagar Intereses por Exceso de Reservas (IOER) en 2008, en gran parte los bancos han dejado de prestar sus reservas entre sí. Sólo están embolsando el IOER. Si necesitan fondos, pueden pedir prestado más barato del sistema bancario de la sombra - los bancos federales del préstamo hipotecarios ara viviendas (que no son elegibles para IOER).

Entonces, ¿Por qué la Fed paga intereses sobre el exceso de reservas? Porque, con el sistema colapsado en 2,2 billones de dólares en reservas ya no puede manipular su tasa de fondos de destino haciendo reservas más escasas y elevando su precio. Así que ahora, la Fed sube la tasa de los fondos federales aumentando el interés que paga en las reservas, estableciendo un piso en la tasa con que los bancos están dispuestos a prestarse unos a otros ¿Por qué prestar por menos cuando se puede obtener 1,25% de la Fed ?

Esa es la teoría, pero el efecto práctico ha sido matar el mercado de fondos federales. Por lo tanto, la Fed ha implementado una nueva herramienta de política: “vender” (en realidad, prestar) sus valores a corto plazo en el mercado de “reposición reversa”. El efecto es aumentar el costo de los préstamos de los bancos en ese mercado y cuando este costo se transmite a los prestatarios comerciales, las tasas de mercado se elevan.

Mientras tanto, la Fed está pagando un 1% (pronto será 1,25%) en 2,2 billones de dólares en reservas de exceso. En el 1%, trabaja a $ 22 mil millones anuales. En 1.25%, es $ 27.5 mil millones; Y en 3.5% para 2020, será $ 77 mil millones, la mayor parte de él que va al mega banco de Wall Street. Esta pestaña es finalmente recogida por los contribuyentes, ya que la Fed devuelve sus beneficios al gobierno después de deducir sus costos, y el IOER está incluido en sus costos. Entre otras posibilidades, un adicional de 22 mil millones de dólares anuales que acumula al gobierno federal sería suficiente para poner fin a la falta de vivienda en los Estados Unidos. En cambio, se ha convertido en el bienestar de los bancos de Wall Street, que en gran medida poseen la Fed de Nueva York, la más grande y más poderosa, de las doce ramas de la Reserva Federal.

Pagar IOER es totalmente innecesario para evitar la inflación, como lo demuestra nuevamente el caso de Japón, donde el Banco de Japón está tratando de ventilar la inflación y ahora cobra a los bancos un 0,1% en lugar de pagarlos por sus reservas excedentes. Sin embargo, la tasa de inflación se niega a superar el 0,2%.

Los bancos no pueden prestar sus reservas comercialmente y no necesitan ser inducidos a no prestarlos. La decisión de la Fed de elevar las tasas mediante el aumento del IOER sólo aumenta los costos de los préstamos del sector público y privado, frena la economía, amenaza con la quiebra de empresas y consumidores y da otro subsidio masivo a Wall Street.

Ellen Brown

Ellen Brown es abogada, fundadora del “Public Banking Institute” y autora de doce libros, entre ellos “La Telaraña de la Deuda” más vendido. En “THE PUBLIC BANK SOLUTION”, su último libro, explora modelos bancarios públicos exitosos históricamente y globalmente. Sus sitios web son:
http://EllenBrown.com
http://PublicBankSolution.com
http://PublicBankingInstitute.org

 

 

 

 

suscripción

 

 

 

OTROS ARTÍCULOS

[25-05-2014]
Ganancias usureras sobre dinero fantasma

[Por Ellen Brown] El negocio de las tarjetas de crédito es ahora la más importante fuente de ingresos del sector bancario, en gran parte debido a lucrativos costos ocultos. Usted paga el saldo de su tarjeta de crédito cada mes ...ir al artículo

[31-01-2013]
La Moneda del Billón de Dólares

[Por Ellen Brown] La moneda del billón de dólares representa en realidad uno de los principios más importantes de la prosperidad popular jamás concebidos: la creación del dinero por los gobiernos soberanos, libre de deuda. ...ir al artículo

[30-04-2012]
Cómo el Calamar Vampiro

[Por Ellen Brown] El golpe de Goldman Sachs que falló en los Estados Unidos, casi ha alcanzado el éxito en Europa, un rescate permanente, irrevocable e incuestionable para los bancos garantizado por los contribuyentes. ...Ir al artículo

[25-10-2011]
La Opción Pública en la Banca: Otra Mirada
al Modelo Alemán

[Por Ellen Brown] Los bancos de propiedad pública fueron clave en la financiación del “milagro económico” de Alemania tras la devastación de la Segunda Guerra Mundial. Aunque los bancos públicos alemanes ...ir al artículo

[08-10-2011]
Esquilado por los cortos: ¿Cómo los vendedores en corto
trasquilan a los inversionistas?

[Por Ellen Brown] ¿Por qué las reservas de oro y plata son castigadas en momentos en que los commodities se consideran un refugio seguro contra la incertidumbre en todo el mundo? La respuesta, según el boletín LeMetropoleCafe.com de Bill Murphy, es que el sector ha sido el blanco de las ventas en corto masivas. Para ser metales preciosos de alta demanda ...Ir al artículo

 

 

ARTÍCULOS RECIENTES

- Nueva Bacteria en la Antártida

- El Verdadero Tesoro del ARSAT-3

- La "Cooperación" en Propiedad intelectual: ¿A quién protegen?

Indicios de violación en la simetría materia-antimateria en un experimento con neutrinos

Microelectrónica: ¿Tiene Futuro en Argentina?

Calidad Microbiológica de Pimentón Nacional

¿Catalunya Independiente?

- La Incógnita del Presente

Sin inversión no hay desarrollo

Frases Destacadas

¿Quién gana con la flexibilización laboral?

Diario de los Libros

La Vida en Cuadritos

Ciencia Argentina: Perspectiva Desdibujada

¿Cuál es la Lección de Hiroshima?

Homenajes Musicales

La Falsa Medida del Mundo

Mester de Juglaría

Ex-Libris

 

 

 

 

Diario El Peso - Editado por S.E.P.A. [Servicios Editoriales Periodísticos Argentinos] - República Argentina

Registro de Propiedad Intelectual I.N.P.I - Nº Ac. 2883918 (s.r.m.)

Contactos: redaccion@diarioelpeso.com - publicidad@diarioelpeso.com - suscripcion@diarioelpeso.com