Sepa & Diario El Peso
Mayo 2019
SEPA
Inicio
Editoriales
Fragmentos Inolvidables
Artículos
Antología
Novedades
Bibioteca
Trece Misterios
Pensamientos
Música
Hechos Históricos

El "otro" 25 de Mayo

la plata chuquisaca

[S.E.P.A./Diario El Peso] En el corazón de la América española, en la actual Bolivia se encuentra la antigua ciudad de Chuquisaca [cuyos nombres fueron “La Plata”, “Charcas” y hoy “Sucre”] que entonces pertenecía al Virreinato del Río de la Plata, pero bajo un régimen de cierta autonomía.

A fines del siglo XVIII y comienzos del siglo XIX, era considerada como un verdadero faro de conocimiento. Fundada por la Compañía de Jesús la Universidad Mayor Real y Pontificia San Francisco Xavier, era reconocida como uno de los centros de estudios más importantes del mundo. En esta “Atenas americana” estudiaron Mariano Moreno, Juan José Castelli y Bernardo de Monteagudo, entre otros revolucionarios jacobinos.

Con la caída del rey Fernando VII y la instauración de la Junta de Sevilla. La Real Audiencia de Charcas (Chuquisaca) se opuso y llamó a constituir juntas provinciales.

En 1808, el delegado de la Junta de Sevilla, José Manuel de Goyeneche, ingresó en la ciudad con la intensión de poner a la región bajo el reinado de Carlota Joaquina Teresa de Borbón, hermana de Fernando y reina regente de Portugal en el Brasil. La resistencia a esta maniobra surgió desde la Universidad y se rechazaron las exigencias de Goyeneche. Si bien la Audiencia reconoció la autoridad de la Junta de Sevilla, las ideas revolucionarias ya habían despertado.

AL poco tiempo se difundió un escrito de Bernardo de Monteagudo titulado “Diálogo entre Atahualpa y Fernando VII en los Campos Elíseos”, que decía:

“Habitantes del Perú… desaparezca la penosa y funesta noche de la usurpación, y amanezca luminoso y claro el día de la libertad. Quebrantad las terribles cadenas de la esclavitud y empezad a disfrutar de los deliciosos encantos de la independencia. Vuestra causa es justa, equitativos vuestros designios. Reuníos, pues, corred a dar ripio a la grande obra de vivir independientes”.

La revolución estalló el 25 de mayo de 1809, el presidente de la Audiencia, Ramón García Pizarro, mandó a detener a los conspiradores. El levantamiento fue inmediato, el pueblo comenzó a apedrear los edificios públicos y liberó al único revolucionario que pudo encarcelar García Pizarro. Éste tuvo que renunciar el 26 por la madrugada, asumiendo la “Audiencia Gobernadora”. Había nacido la Primera Junta americana en territorio argentino.

La Audiencia cayó unos meses después bajo la despiadada represión militar de Goyeneche. Unos meses después, en Buenos Aires algunos de los estudiantes revolucionarios de Chuquisaca [Mariano Moreno y su hermano Manuel, Juan José Castelli, Juan José Paso, etc.] iban a impulsar otro levantamiento contra el poder peninsular, eligiendo no en vano un nuevo 25 de Mayo, el de 1810.

Sin embargo el nuevo 25 tendrá la resistencia silenciosa de un sector del puerto que dilatará la independencia pero no la podrá sofocar. El espíritu de Chuquisaca llegará hasta Tucumán.

No debe olvidarse, que los hombres que lanzaron el primer grito de libertad en Chuquisaca el 25 de mayo de 1809, que impulsaron el segundo levantamiento del 25 de Mayo de 1810 en Buenos Aires, y que lograron la Independencia de las Provincias Unidas del Sur en Tucumán en 1816, se educaron en la Universidad de Chuquisaca.

Ambos 25 de Mayo están proyectados en Tucumán, en aquel 9 de Julio día de la Independencia de las Provincias Unidas de Suramérica, cuyo bicentenario debería comenzar a celebrarse junto a las gestas independentistas ocurridas desde aquel lejano día de mayo de 1809 en Chuquisaca.

Contactos

redaccion@diarioelpeso.com

publicidad@diarioelpeso.com

suscripcion@diarioelpeso.com

monteagudo

Bernardo de Monteagudo

Nació en Tucumán en 1789 y murió asesinado en Lima en 1825
Fue un Intelectual revolucionario y líder político. Administrador, abogado y colaborador de San Martín y Bolívar en las guerras de la independencia Americana.
Figura polémica, infundió el respeto y la admiración de muchos por sus ideas revolucionarias, su elocuencia y su habilidad administrativa para llevarlos a la práctica. Pero suscitó el odio implacable de otros debido a su severidad doctrinaria y la turbulencia de su vida personal.
Monteagudo cursó sus estudios de abogacía en las universidades de Córdoba y Chuquisaca.
Ingresó en la vida política como paladín en Chuquisaca, el 25 de mayo de 1809.

Búsqueda personalizada

Diario El Peso - Editado por S.E.P.A. [Servicios Editoriales Periodísticos Argentinos] - República Argentina

Registro de Propiedad Intelectual I.N.P.I - Nº Ac. 2883918 (s.r.m.)

Contactos: redaccion@diarioelpeso.com - publicidad@diarioelpeso.com - suscripcion@diarioelpeso.com