Sepa & Diario El Peso
Agosto/Septiembre 2019
SEPA
Noticias
Inicio
Editoriales
Fragmentos Inolvidables
Artículos
Antología
Novedades
Bibioteca
Trece Misterios
Pensamientos
Música
Hechos Históricos

Entre Alienígenas, Dross y Juglares Modernos


Historieta “La batalla contra el Dios de las Tinieblas” en Webtoons de la serie Do Masteren la cual Dross Rotzank el conocido Youtuber y escritor fue homenajeado transformándolo en un personaje de esta serie en el capítulo 0.

[Silvio Marcelo Dall'Ara] Cuando en la década del ’60 del siglo XX, Marshall McLuhan anticipaba que íbamos a ingresar en una nueva Edad Media, pocos entendieron a qué se refería. Entre sus especulaciones anunciaba que se vivía un tránsito de la cultura tipográfica -a la que denominaba como “Galaxia Gutemberg”-, hacia una cultura oral más propia de la Edad Media-, pero viabilizada por los nuevos medios audiovisuales a los que englobó en lo que llamó como “Galaxia Marconi” y que eran la radio y la televisión. Había anunciado también la muerte del libro.

Si bien, el polémico anuncio de la “muerte del libro” no se produjo, puede advertirse que sí ha ocurrido una creciente recuperación de la tradición oral, incluso más intensa que la que predominaba en el temprano medioevo.

Wikipedia

Dross
Dross

Hombres de Negro
Hombres de Negro

Harry Potter
Harry Potter

Herbert Marshall McLuhan
Herbert Marshall McLuhan

Mester de Juglaría
Mester de Juglaría

En aquellas lejanas épocas, la cultura discurría por dos caminos: uno minoritario, elitista, eclesial, erudito, tipográfico y poco difundido entre la población (aunque resguardado en las bibliotecas de los conventos) y otro popular, rebelde, picaresco, mágico e iconoclasta representado por cantares de gesta, leyendas, mitos, creencias populares, supersticiones y narraciones orales que los juglares iban compartiendo de pueblo en pueblo y que se conoce como “El Mester de Juglaría”.

¿Qué tienen en común los tiempos actuales con la Edad Media? Si bien no ha desaparecido la cultura tipográfica y lineal propia de la modernidad, tampoco había desaparecido totalmente durante el medioevo la cultura escrita clásica y lineal. Sin embargo puede verificarse que actualmente se ha revitalizado la tradición oral a nivel popular, primero con la radio y la televisión y luego a través del internet; espacio virtual en donde se destaca el fenómeno de los Youtubers, que son en alguna medida una suerte de “juglares virtuales de la post-modernidad”. Cuando Marshall McLuhan escribió, sólo había radio y televisión (los orígenes del internet se remontan a 1969, pero el desarrollo de la web para el público, se da a partir de 1990). Lo que hacen los Youtubers se acerca más a la juglaría que la radio y la televisión por que es mucho más interactivo, popular y espontáneo que aquellos medios; permitiendo una participación más directa, inmediata y personal entre el nuevo juglar y su público.

Un Youtuber es simplemente una persona que habla y se filma por la web, narrando cuentos y leyendas, contando historias o bufonadas, cantando versiones propias de éxitos musicales, tocando algún instrumento, o haciendo algún artilugio mágico. También exponen ideas o teorías personales y al igual que lo que hacían los antiguos juglares y saltimbanquis medievales, algunos venden recetas mágicas para curarse de todas las enfermedades, hacen o reinterpretan profecías apocalípticas, adivinan la suerte a través del tarot o tienen animalitos que anticipan los resultados deportivos. Desde ya que, también científicos y profesores aprovechan estos recursos en la red para fines académicos o científicos; pero existe una inmensa mayoría que se han ganado el derecho de ser los juglares de la post-modernidad.

Entre múltiples ejemplos tenemos a Dross Rotzank, que es el Youtuber más popular de Argentina y Latinoamérica con más de 13.000.000 de suscriptores. Sus contenidos responden al nuevo paradigma narrativo popular; ya que aborda temas dignos de Howard Philips Lovecraft o Edgar Allan Poe, al narrar hechos perturbadores lindantes entre la real y lo fantástico, u otras cuestiones de actualidad analizadas desde su imaginativa perspectiva.

Dross cuyo nombre real es Ángel Davis Revilla, es un periodista y escritor venezolano que actualmente reside en Buenos Aires y que amén, de sus actividades en la web, ha escrito varios libros que figuraron en los primeros puestos de venta en Latinoamérica (Luna de Plutón I y II; El festival de la blasfemia; El Valle de la Calma y El Libro negro). Su popularidad ha inspirado a dibujantes y guionistas que lo han homenajeado, transformándolo en un personaje de comic cuyas aventuras se pueden leer en webtoons (sitios web que han revitalizado el genero narrativo de las historietas, haciéndolas accesible por la web), como ocurre con la aventura: La batalla contra el Dios de las Tinieblas, episodio “0” de la serie “Do Master”. Demás está decir que el “Dios de las Tinieblas”… es Dross.

El escritor y Youtuber Dross Rotzank devenido en personaje de un comic argentino
El escritor y Youtuber Dross Rotzank devenido en personaje de un comic argentino

Analizando los contenidos de Youtubers como Dross, podemos afirmar que el “pensamiento mágico” ha recuperado la difusión e importancia que tuvo en la Edad Media. Proliferan en la web en general y en YouTube en particular narraciones fantásticas y teorías estrambóticas que van desde afirmar que la tierra es plana, a redefinir la historia proponiendo pasados alternativos que una presunta elite internacional habría ocultado desde hace siglos; como por ejemplo, la existencia del enorme imperio de Tartaria, una tierra de gigantes que la historia oficial oculta; o la invención de 300 años ficticios y del personaje de Carlo Magno por Otón I, que se conoce como la hipótesis del tiempo fantasma, (razón por la que en realidad estaríamos viviendo en el año 1719 y no en 2019); o la falsa llegada a la luna del programa Apolo que sería una simulación filmada en los años 60 por el cineasta Stanley Kubrick para engañar a la humanidad; o la existencia de conspiraciones iluminatis, ufológicas y reptilianas; o de civilizaciones subterráneas, etc., etc., etc.

Al igual que en la Edad Media esta polución informativa, que difumina los límites de lo posible y lo fantástico o de lo racional y lo mágico; ha comenzado a horadar -a nivel popular- las pocas certezas que hemos heredado de la modernidad, induciendo una sensación de desconcierto y escepticismo que generación tras generación se ha ido agudizando; ocasionando una extendida apatía en la gente común, tanto frente al absurdo como frente a eventos significativos; extremos que, para esta importante mayoría, se presentan como indiscernibles.

Video de Dross


Compartido en YouTUbe por DrossRotzank

Imagino que, si los medios masivos de comunicación en internet transmitieran la primera entrevista a un extraterrestre verde y pequeño recién llegado en la nave interestelar Oumuamua; lo más probable es que tenga menos audiencia que una final de la copa mundial de fútbol o el anuncio de la nueva película de Harry Potter; mientras que videos conspirativos especularían sobre una presunta maniobra de masones, iluminatis, la NSA o de alguna Agencia Rusa o China.

Sin perjuicio del valor de verdad que las historias y teorías de los nuevos juglares pudieran llegar a tener, es indudable que -asumiendo una perspectiva optimista-, la imaginación popular nos proporciona una de las mejores fuentes gratuitas de esparcimiento, la más de las veces superficial (aunque no siempre); una nueva forma de narrar o un nuevo género literario popular que, si no se lo toma demasiado en serio, resulta por lo general divertido e inofensivo.

Por otro lado, existen pensadores que sí se han tomado en serio las expresiones de la cultura popular, considerándolas imprescindibles para entender a la psiquis humana, como el pensador suizo Carl Gustav Jung que analizó los mitos (que son expresiones populares de épocas antiguas) en busca de entender lo que él denomina como el inconsciente colectivo y cuyo elemento estructural es el “el arquetipo”. El pensador suizo, luego de ahondar las tradiciones antiguas, llegó a preguntarse: ¿En qué mito vive el hombre de hoy?...” (Carl Gustav Jung. Recuerdos, sueños, pensamientos).

Tal vez las preguntas que hoy debamos hacernos para entender nuestra compleja humanidad sean: ¿En dónde debemos buscar los mitos de la post-modernidad para entender a nuestra civilización o a nuestra psiquis colectiva? ¿Deberíamos prestar atención a las creencias y a la cultura popular, expresada por los nuevos juglares y sus nuevas fantasías (en caso de que lo fueran), que alimentan nuestra imaginación desde los nuevos soportes tecnológicos como YouTube u otros sitios de Internet?

Sobre los escombros de la civilización romana se erigió el pensamiento mágico y caótico de la Edad Media; sobre los escombros de la modernidad han resurgido con fuerza nuevos juglares, saltimbanquis y druidas cuyo nebuloso ilusionismo encubre y desorienta nuestra precepción y racionalidad dificultando la comprensión del mundo actual. ¿A dónde podemos buscar algunas verdades y certezas?

En la conocida saga de Hombres de Negro, existen dos realidades paralelas que conviven. La prosaica, propia de la gente común que vive una vida ordinaria y rutinaria y la de los Hombres de Negro que conocen y experimentan la verdadera realidad interactuando con otros seres interestelares que visitan la tierra. Para que ello sea posible, cada vez que cosas extrañas ocurren frente a la gente común, los protagonistas deben usar un artilugio que borra la memoria de la población (el neuralizador). En la saga se Harry Potter pasa algo similar; ya que conviven el mundo ordinario de los mugles (gente no mágica), con el mundo mágico, y al igual que lo que ocurre en Hombres de Negro; cuando el mundo mágico invade al mundo ordinario, se requiere en este caso, de un “encantamiento desmemorizante”, para que los mugles no se percaten de la existencia del mundo mágico.

Hombres de Negro y Harry Potter no son los únicos mitos modernos que nos proponen una idea de este tipo. No podemos dejar de citar la saga de Matrix en la cual existe una realidad aparente creada por una máquina que nos induce a vivir en el ensueño, para ocultarnos la otra realidad cruda y verdadera en la que estamos prisioneros e inmóviles mientras el artefacto consume nuestra energía. Sin embargo estas ideas no son recientes. Para corroborarlo habría que leer “La Alegoría de la Caverna” de Platón. ¿Será posible que tanto aquellas películas, como la obra de Platón, sólo sean diferentes formas de un mito arquetípico, que atraviesa y explica toda la historia de nuestra humanidad?

¿Si las películas referidas son nuestros mitos modernos, será que a ellas deberíamos acudir para descorrer el velo de nuestra confusión y tratar de entender nuestro mundo post-moderno? ¿Existe, como en Harry Potter, un Ministerio de la Magia que nos impone encantamientos desmemorizantes; o como en Hombres de Negro una agencia que nos oculta la realidad, aplicándonos cada tanto una suerte de “neuralizador”?

¿Existirá alguna forma para comenzar a despertar del ensueño? Algunos de estos mitos modernos nos dan algunas pistas. En “Matrix”, Morfeo le propone a Neo “tomar la píldora roja”, que lo despertará en la cruda realidad, aunque es difícil encontrar un mentor como Morfeo. Sin embargo la saga de “Hombres de Negro” propone otro camino, una pista que pasa casi desapercibida en una escena casi intrascendente. Caminando por la calle, el agente “K” (interpretado por Tommy Lee Jones), se detiene en un kiosco y compra una revista sensacionalista; al verlo el agente “J” (interpretado por Will Smith), se sorprende y le pregunta porqué razón un hombre como él (infiero, tan inteligente y miembro de una agencia secreta tan informada, científica y encumbrada), lee un medio tan burdo, amarillo o sensacionalista; a lo que el agente “K” responde, que es el único lugar en donde puede salir publicada información útil y veraz, sin que llame la atención. En aquel lejano 1997, cuando vi la película, esa pequeña escena me liberó de todo complejo por ser un asiduo y agradecido lector de “Crónica”, sindicado como el diario más amarillo de Argentina. (Silvio Marcelo Dall’Ara)

 

 

 

 

OTROS ARTÍCULOS

70 Años de Gran Hermano

[Pablo Francescutti /Agencia SINC] De la novela de George Orwell se han hecho tres lecturas: la primera veía en ella un alegato anti totalitario contra las dictaduras estalinistas; la segunda, una advertencia sobre las tecnologías   ...Ir al artículo

Las Puertas Secretas del Vaticano

[Artemio Gris - SEPA] Existe consenso en asignar a la palabra Vaticano un origen etrusco. Los etruscos fueron predecesores de Roma y coexistieron con el mundo helénico, del cual adoptaron una variante ...Ir al artículo

La Falsa Medida del Mundo
[Tercer Misterio]

Gerardus Mercator, había nacido el año 1512, con el nombre más prosaico de Gerard Kremer, en la casa de un zapatero en el pequeño poblado de Rupelmonde de Flandes, unos meses antes ...Ir al artículo

¡Peligro, Extraterrestres!

[C/A de National Aeronautics and Space Administration/ Diario El Peso] Mientras la NASA está examinando 28 propuestas orientadas a encontrar vida fuera de nuestro planeta el célebre astrofísico británico Stephen Hawking advertía ...Ir al artículo

OVNIS: ¿Hay Alguien por Allí?

[SEPA/Diario El Peso] Uno de los productos más fructíferos de la “cultura popular” [por lo menos desde el punto de vista económico], está constituído por los denominados ...Ir al artículo

 

Diario El Peso - Editado por S.E.P.A. [Servicios Editoriales Periodísticos Argentinos] - República Argentina

Registro de Propiedad Intelectual I.N.P.I - Nº Ac. 2883918 (s.r.m.)

Contactos: redaccion@diarioelpeso.com - publicidad@diarioelpeso.com - suscripcion@diarioelpeso.com