Sepa & Diario El Peso
 
Julio 2021
Edición Aniversario
12 años de Diario El Peso
Inicio
Editoriales
Literatura Popular
Literatura Ilustrada
Antología
Trece Misterios
Ciencia
Ensayos
Historia
Artículos
Música
Pensamientos
Novedades

Desventuras de un Hadrosaurio

Hadrosaurio

[Agencia Sinc] Cuando fue descubierto en los años 80 en Argentina, a este hadrosaurio se le diagnosticó una fractura en un pie. Sin embargo, un nuevo análisis demuestra ahora que en realidad, este ornitópodo comúnmente conocido como dinosaurio pico de pato sufrió un tumor hace unos 70 millones de años, así como dos dolorosas fracturas en las vértebras de la cola que, a pesar de todo, no le impidieron sobrevivir por un tiempo.

Este dinosaurio, denominado Bonapartesaurus rionegrensis, fue descubierto en la Patagonia argentina en los años 80, y los primeros análisis de sus fósiles indicaron una patología en el pie, posiblemente una fractura, como señaló en su momento el paleontólogo argentino Jaime Powell. El estudio de este animal se quedó entonces parado hasta que en 2016 Powell invitó a otro equipo de científicos a retomar la investigación.

Bonapartesaurus


Agencia SINC

La presencia de enfermedades como los tumores en este hadrosaurio de 70 millones de años confirma que ya existían desde una época muy temprana y entre un grupo de animales muy diverso.

¿Qué dice Wikipedia?

Hadrosaurio
Hadrosaurio

Bonapartesaurus Rionegresis
Bonapartesaurus Rionegresis

Ornitópodos
Ornitópodos

“Además de la patología del pie había otras posibles fracturas en varias espinas neurales de vertebras de la cola”, declara Penélope Cruzado Caballero, autora principal del trabajo, publicado ahora en la revista Cretaceous Research, y científica del Instituto de Investigación en Paleobiología y Geología del CONICET y la Universidad Nacional de Río Negro (Argentina), así como docente de la Universidad de La Laguna (Tenerife, España). Los investigadores decidieron analizarlas todas para así poder ver a este hadrosaurio, también conocido como dinosaurio pico de pato, “en vida” y comprobar cómo pudo relacionarse con el medio, sus congéneres y los depredadores teniendo estos problemas.

A los científicos les sorprendió particularmente el estado del pie. “Nos llamó la atención el gran sobrecrecimiento de hueso que le daba un aspecto similar al de una coliflor y que cubría casi todo el metatarso”, señala la investigadora. Al estudiar la histología y las tomografías realizadas en el fósil, el equipo no encontró una fractura. En su lugar los indicadores mostraron una reducción de la densidad ósea y varias zonas donde el tejido cortical había sido destruido.

“Estábamos probablemente frente a un cáncer o una neoplasia, como por ejemplo un osteosarcoma”, detalla Cruzado Caballero. La presencia de enfermedades como los tumores confirma que ya existían desde una época muy temprana y entre un grupo de animales muy diverso.

“A pesar del gran desarrollo del cáncer este no afectó de manera importante a la zona de inserciones musculares y por tanto no se puede asegurar que la lesión afectara a la locomoción”, comenta la paleontóloga. El estudio ha permitido determinar que el tumor no se extendió a otros huesos -ya que este ornitópodo conservó casi la mitad del esqueleto-, “por lo que, aunque afectó de manera muy severa al metatarso, no le causó la muerte”, añade.

Paleontología Forense

Fracturas en la cola seguidas de infecciones: Además del tumor en el pie, al Bonapartesaurus rionegrensis se le identificaron otras patologías en las espinas neurales de dos vértebras de la cola. Según los científicos, una de las vértebras presentaba una fractura desplazada casi curada. “Probablemente estuvo relacionada con un traumatismo debido a un fuerte golpe que hizo que se desplazara el hueso y se curara así, dándole un aspecto curvado a la espina”, subraya Cruzado Caballero.

“No podemos cuantificar cuánto tiempo vivió después, es decir, pudieron ser meses o años. Tampoco podemos confirmar que estas heridas fueran la causa final de su muerte.” Penélope Cruzado Caballero, paleontóloga

La otra vértebra tenía una fractura casi completamente curada producida también por un evento de estrés (no se sabe si por impacto), que no produjo el desplazamiento del hueso. A pesar de que la espina mantiene su forma recta, los investigadores observaron una hinchazón que formó un callo en el hueso al curar.

José Fernando Bonaparte

José Fernando Bonaparte

[N de la R] Este hadrosaurio lleva el nombre Bonapartesaurio rionegrensis en homenaje a José Fernando Bonaparte, paleontólogo argentino, fallecido a los 91 años en febrero del año 2020. Fue llamado como el maestro del mesozoico-paradigma del autodidactismo- pese a ser rosarino y vivir en Mercedes, estuvo cerca de 20 años en Tucumán trabajando en la Fundación Miguel Lillo de esa Provincia, uno de los centros de investigación y estudios más importantes de Sudamérica. Bonaparte descubrió nada menos que el Argentinosaurus, el dinosaurio hervíboro más grande hallado en América del Sur, y es el paleontólogo contemporáneo que más dinosaurios descubrió en el mundo (23 especies).

En 1959 se incorporó al Instituto Miguel Lillo de la Universidad Nacional de Tucumán donde fue profesor titular de Paleozoología y director de la Sección de Paleovertebrados. Bajo su dirección, esta sección alcanzó una jerarquía notable, no sólo por los excepcionales materiales que se reunieron sino también por los numerosos trabajos que se publicaron. En 1974, dicha casa de altos estudios le otorgó, previa consulta internacional, el título de doctor honoris causa. En el año 1978 decidió dejar el Lillo y trasladarse a la ciudad de Buenos Aires para tomar la dirección de la Sección de Paleontología de Vertebrados del Museo Argentino de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia (MACN). Llegó a investigador superior en el Conicet, publicó 150 artículos de investigación y seis libros. Fue becado por la National Geographic. En 2008 lo premió la Society of Vertebrate Paleontology de Estados Unidos.

“Estas fracturas, sobre todo en el caso de la fractura desplazada, habrían estado asociadas a infecciones posteriores a la rotura de los músculos que rodeaban al hueso”, indica la investigadora, que considera que debieron ser dolorosas no solo por el golpe, sino también por las infecciones que pudieron impedir la movilidad de la cola y le ocasionaron a este ejemplar mucha molestia al desplazarse.

Sin embargo, a pesar de la gravedad de las dolencias, la muerte del Bonapartesaurus rionegrensis no fue inmediatamente posterior a sus lesiones, señalan los autores.“Pero no podemos cuantificar cuánto tiempo vivió después, es decir, pudieron ser meses o años. Tampoco podemos confirmar que estas heridas fueran la causa final de su muerte”, comenta la científica.

Este hadrosaurio, aunque muy malherido, consiguió por tanto sobrevivir y siguió interactuando con sus congéneres, a pesar del dolor inicial provocado por las fracturas y las infecciones. Estas pudieron ser causadas al caerse; al golpear un objeto o a otro animal para defenderse de depredadores, o incluso al sufrir un pisotón en la cola por parte de otro hadrosaurio.

Referencia:
Penélope Cruzado Caballero et al. “Osseous paleopathologies of Bonapartesaurus rionegrensis (Ornithopoda, Hadrosauridae) from Allen Formation (Upper Cretaceous) of Patagonia Argentina” Cretaceous Research

SINC: El Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC) es la primera agencia pública de ámbito estatal especializada en información sobre ciencia, tecnología e innovación en español. Fue puesta en marcha por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología en el año 2008. Artículo bajo Licencia CC.

 

 

 

 

OTROS ARTÍCULOS

Gualicho: Nuevo Dinosaurio Patagónico

[Agencia CTyS-UNLaM] El paleontólogo argentino Sebastián Apesteguía lideró el hallazgo y la investigación de este nuevo dinosaurio bautizado como Gualicho shinyae. ...Ir al artículo

Nueva especie de Plesiosaurio en Antártida

Emanuel Pujol [Agencia CTyS] Gran descubrimiento de Investigadores Argentinos. La nueva especie de plesiosaurio, bautizada como Vegasaurus molyi, vivió hace aproximadamente ...Ir al artículo

¿Cómo eran las primeras serpientes?

[Agencia SINC] La serpiente primitiva probablemente era nocturna y depredadora silenciosa de vertebrados e invertebrados. Habitaba en los medios terrestres y contaba con una extremidad inferior formada por un par de patas con tobillos y pies con pequeños dedos. ...Ir al artículo

Hallazgo en Neuquén

[Agencia CTyS] -Emanuel Pujol- Descubrieron en Neuquén al último sobreviviente de los dinosaurios brontosaurios, de 140 millones de años de antigüedad. Es la primera vez que se encuentra un dinosaurio de cuello largo, de la familia de los diplodócidos ...Ir al artículo

Re-escribiendo el Pasado Prehistórico

[Agencia CTyS] Científicos de la UBA y el CONICET descubrieron que el período Jurásico, dominado por los dinosaurios, se extendió durante 60 millones de años y no 55 como se suponía hasta el momento. La gran cuenca neuquina fue el escenario de la datación. ...Ir al artículo

 

Diario El Peso - Editado por S.E.P.A. [Servicios Editoriales Periodísticos Argentinos] - República Argentina

Registro de Propiedad Intelectual I.N.P.I - Nº Ac. 2883918 (s.r.m.)

Contactos: redaccion@diarioelpeso.com - publicidad@diarioelpeso.com - suscripcion@diarioelpeso.com