Sepa & Diario El Peso
 
Julio 2022 (II)
Inicio
Editoriales
Literatura Popular
Literatura Ilustrada
Antología
Trece Misterios
Ciencia
Ensayos
Historia
Artículos
Música
Pensamientos
Novedades

Ayer, Hoy, Mañana

Por Omar Khayyam

A aquellos que en el hoy aguardan su ventura,
y a los que en el mañana fijaron su esperanza,
un muezín les grita desde la Torre Oscura:
-“¡Locos! ni aquí, ni allí, vuestra paga es segura!”

En sueños, otra voz, que me repite, advierto:
-“La flor abrirá al beso de la nueva mañana”;
mas un rumor que pasa, me dice, ya despierto:
-“La flor que ayer abrió, dio su aroma y ha muerto”.

Y los santos, y sabios, y rígidos ascetas
que de ambos universos el estudio agotaron,
son arrojados fuera como locos profetas,
sus bocas y palabras del mismo polvo prietas.

¡Oh! cuando yo fui joven ávido he frecuentado
los santos y doctores, y oí cosas sublimes
sobre esto y sobre aquello: mas siempre me ha pasado
volverme por la puerta por donde había entrado
.

Yo he sembrado semilla de aquel saber arcano,
y la ayudó a crecer la labor de mi mano:
y ésta fue mi cosecha: -“yo vine como el agua,
y me voy de este mundo como va el viento vano”.

Llegado a este Universo el porqué ignorando
y el de dónde, como agua que, quiera o no quiera, corre,
salgo de él como el viento que el desierto cruzando,
sin saber hacia donde, quiera o no sigue andando.

¿Y qué, y así me traen desde un donde cualquiera
y desde aquí hacia allá, sin pulsar mi albedrío?
¡Si el cielo, al menos, darnos siempre el vino quisiera,
que ahogue este recuerdo que la mente lacera!

Estos versos han sido tomados de la obra Rubaiyat en la versión de Joaquín V. González, tomada de la versión inglesa de Edward Fitzgerald. (Texto íntegro, de acuerdo con el original).

 

Omar Khayyam "Un Extraño Poeta Oriental"

[SEPA] Ghiyath al-Din Abu l-Fath Omar ibn Ibrahim Jayyam Nishapurí o simplemete Omar Kayyam, nació en Nichapur, Persia, hacia el año 1040 de la era cristiana, y vivió cerca de ochenta años. Se estima que murió en 1131. Fue un matemático, astrónomo y poeta persa cultivó el Derecho y las Ciencias Naturales y se le atribuye haber reformado el calendario musulmán Jalali, un innovador mapa solar que corregía imprecisiones del calendario islámico.

Siendo muy joven completó su Tesis sobre Demostraciones de Álgebra y Comparación, que le valió el reconocimiento del Sultán Malik Sha I, quien e encomendó la construcción de un observatorio en Marv (Hoy Turquenistán), junto con otros siete matemáticos.

Creció en una familia de clase alta que se aseguró de darle la mejor educación con eruditos prominentes de la época.

¿Qué dice Wikipedia?


Omar Khayyam


Hassan i Sabbah


Nizaríes

Su poesía fue traducida al inglés por Edward Fitzgerald (1809-1883) y se popularizó en el siglo XX cuando despertó el interés de occidente por la literatura persa, pero en su época, Khayyam fue exclusivamente conocido como astrólogo y matemático.

Su fama como poeta se debe a los esfuerzos de Fitzgerald, cuyo Rubaiyat no es una traducción de poesía original persa, sino que es una especie de “imitación”, una traducción libre, algo que el mismo Fitzgerald llamó una “transformación” (Lewisohn, xiii). La “traducción” de Fitzgerald, inicialmente no captó mucho la atención tras su publicación en 1859, sin embargo posteriormente se volvió una de las obras más populares de finales del siglo XIX y el siglo XX, y actualmente continúa siendo una de las obras literarias más citadas y recompiladas.

Se dice que en su juventud logró trabar amistad con el misterioso Hassan I Sabbah, conocido como El Viejo de la Montaña, un reformador religioso precursor de los Ismaelitas Nizaríes y fundador de la famosa cofradía que sus detractores llamaron “assassins” o “hashshashin”. El término hashishiyya o hashishi era utilizado metafóricamente en un sentido ofensivo, dado que su interpretación literal aplicada a los nizaríes los demonizaba como “asesinos borrachos consumidores de hachís” y tiene raíz en las fantasías de los occidentales medievales. Marco Polo en sus escritos se refiere a los assassins como asesinos entrenados, responsables de la eliminación sistemática de figuras de la oposición y esta imagen ha inspirado numerosas obras literarias.

La lectura de las Rubaiyat, inspiran un profundo sentido humano que alaba los deleites del amor y los goces de la vida. Se refiere a los duros sacrificios que impone la vida al hommbre que es esclavo de sus propios prejuicios y no disfruta de su efímera existencia. Khayyam invita a despojarse de dogmas y doctrinas, para así aprovechar los valores tangibles de la naturaleza.

Sus famosas “Rubaiyat”, que constituyen una enorme plegaria fragmentada en estrofas que remiten a la celebración del vino y del goce del instante, frente a la finitud de la vida.

 

 

 

 

OTROS ARTÍCULOS

[SEPA] John William Polidori (1795-1821) fue un escritor de habla inglesa pero de orígenes diversos; ya que su padre fue italiano y su madre una institutriz irlandesa. Nacido en Londres en el seno de una familia numerosa y como primogénito de los ocho hijos del matrimonio ...Ir al artículo

[Silvio Marcelo Dall'Ara] El joven recibió la orden de prepararse para viajar. El viejo mercader, que lo había adoptado cuando niño, le informó que harían una larga travesía ...ir al artículo

[SEPA] Leopoldo Lugones (1874-1938): Fue un escritor argentino nacido en la pequeña localidad de Villa de María del Río Seco ubicada al norte de la Provincia argentina de Córdoba. Su vida constituye, por sí misma, casi una novela ...ir al artículo

[Silvio Marcelo Dall'Ara] Cuenta la Leyenda Cristiana que, en las vísperas del nacimiento de Jesús, unos Magos del Oriente guiados por la Estrella de Belén buscaban al niño ...ir al artículo

[Leopoldo Lugones] He aquí cómo refirió el peregrino la verdadera historia del monje Sosístrato:
-Quien no ha pasado alguna vez por el monasterio de San Sabas, diga diga que no conoce la desolación. ...Ir al artículo

Diario El Peso - Editado por S.E.P.A. [Servicios Editoriales Periodísticos Argentinos] - República Argentina

Registro de Propiedad Intelectual I.N.P.I - Nº Ac. 2883918 (s.r.m.)

Contactos: redaccion@diarioelpeso.com - publicidad@diarioelpeso.com - suscripcion@diarioelpeso.com